BARREADO

Carne cocida com condimentos. Se sirve com plátano, arroz, harina y “pirão” (papas de harina de mandioca). El rápido pasaje de los azoreanos por el puerto de Antonina, camino del puerto de Itajaí, en 1710, legó a Paraná su plato más representativo: el Barreado.
Único en Brasil, el “barreado” es testimonio de la costumbre azoreana de, después de “barrear” (barrar) la tapa com masilla de harina y água, bajar la olla amarrada por cuerdas hasta el centro de volcanes inactivos, para que la carne sazonada cocine hasta deshilar en el vapor. “Barreada” y enterrada bajo una hoguera en la arena de nuestro litoral, la olla de barro abriga, hasta nuestros días, la herencia portuguesa.

Los troperos (conductores de ganado) han sido los responsables por la modificación del escenario económico del pueblo llamado Curitiba. Por el llamado camino de Viamão, los troperos llegaban de las províncias de São Paulo y Minas Gerais. Compraban y vendían ganado y sus mercancías montados em burros, y alquilaban haciendas para pasto. Los dueños de las haciendas, entonces, se movían para el pueblo, donde tenían tiendas, almacenes y oficinas especializadas en transporte de ganado.

El alimentación de los troperos es recordada por medio de dos de sus platos más marcantes:

QUIRERA DA LAPA

Angu (masa de maíz) con chuleta de cerdo ahumada.

PAÇOCA DE CHARQUE (Tasajo molido)

El tasajo cocido, rehogado con mantequilla y cebolla es molido y mezclado con harina de maiz.

BARREADO

Carne cocida com condimentos. Se sirve com plátano, arroz, harina y “pirão” (papas de harina de mandioca). El rápido pasaje de los azoreanos por el puerto de Antonina, camino del puerto de Itajaí, en 1710, legó a Paraná su plato más representativo: el Barreado.
Único en Brasil, el “barreado” es testimonio de la costumbre azoreana de, después de “barrear” (barrar) la tapa com masilla de harina y água, bajar la olla amarrada por cuerdas hasta el centro de volcanes inactivos, para que la carne sazonada cocine hasta deshilar en el vapor. “Barreada” y enterrada bajo una hoguera en la arena de nuestro litoral, la olla de barro abriga, hasta nuestros días, la herencia portuguesa.

Los troperos (conductores de ganado) han sido los responsables por la modificación del escenario económico del pueblo llamado Curitiba. Por el llamado camino de Viamão, los troperos llegaban de las províncias de São Paulo y Minas Gerais. Compraban y vendían ganado y sus mercancías montados em burros, y alquilaban haciendas para pasto. Los dueños de las haciendas, entonces, se movían para el pueblo, donde tenían tiendas, almacenes y oficinas especializadas en transporte de ganado.

El alimentación de los troperos es recordada por medio de dos de sus platos más marcantes:

QUIRERA DA LAPA

Angu (masa de maíz) con chuleta de cerdo ahumada.

PAÇOCA DE CHARQUE (Tasajo molido)

El tasajo cocido, rehogado con mantequilla y cebolla es molido y mezclado con harina de maiz.

La prosperidad llegava. Y, com ella, los inmigrantes. Primeramente los alemanes (1833) y luego los Polacos (1895), Ukranianos (1872), Italianos (1855), Syrios y Libaneses (1910), holandeses (1911), e Japoneses (1915). Inspirados por el paisage y clima europeos, han colorido Paraná com sus usos y costumbres.

CARNE COM PINHÃO

Músculo com molho de tomate. Prato bem ao gosto dos italianos. Servido com purê de mandioca. O pinhão, semente do novo continente, é um presente à alegria desta gente.

LOMBO COM ABACAXI

Lomillo de cerdo asado con ananases y cubierto con almibar.
Es el plato típico de los inmigrantes alemanes en la región norte de Paraná, cuyo clima es próprio para el cultivo de ananás.

FRANGO COM PINHÃO

Pechuga de pollo gratinada con nata, queso, maíz, guisantes y piñones (semilla del Araucaria o pino del Paraná). 
El primer inmigrante holandés, Leendert Verschoor encuanto llegó en Paraná se dió cuenta de que la tierra y el clima eran própios para la criación de ganado. El há estimulado el sistema de cooperativas de leche de Carambeí, Castrolândia y Withmarsum, en la región de Campos Gerais.

CHARQUE NA MORANGA

Tasajo com queso “catupiry” asado en una “moranga“ (calabaza).

Típico de la región norte de Paraná há sido creado por los inmigrantes de la región nordeste de Brasil, que trabajavam en el cultivo de café. Añadido del queso “catupiry”, há sido muy apreciado en la mesa de los “barones del café” (dueños de grandes haciendas de café).
El respeto que debe guiar la convivencia entre pueblos distintos es materializada en este plato.

 

Postres típicos

Compota de frutas naturales son la tónica de las granjas y sitios de Paraná. Almacenado en frascos de vidrio en las estanterías o en latas de veinte litros en lugares oscuros, fruta de la pasión, cáscara de naranja salvaje, higos, papaya verde, dulce de coco, manzanas y peras al vino a hacer la alegría de los niños cuando se les ofrece los domingos. También las tortas de harina de maíz y budines aipins con zumo de mandarinas.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now